Las senadoras Geovanna Bañuelos de la Torre y Nancy de la Sierra Arámburo demandaron al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, así como a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que atiendan las denuncias para combatir la violencia en contra de niñas y mujeres.

A nombre del Grupo Parlamentario del PT, las legisladoras solicitaron a los tres Poderes de la Unión y a los tres órdenes de gobierno, medidas para mitigar las agresiones por razones de género.

Destacaron que el distanciamiento y el aislamiento social tienen un impacto negativo sobre la integridad física y mental de las mujeres.

“La pandemia ha develado el grado de machismo y violencia contra la mujer que ya existía, la profundización de la epidemia de violencia sexual y doméstica, la continua feminización de la pobreza, la proliferación de barreras en la atención médica, especialmente aquella relacionada con la reproducción”, remarcaron.

Dichos fenómenos, señalaron Bañuelos de la Torre y De la Sierra Arámburo, ponen en grave peligro la seguridad y el bienestar de las mujeres, su seguridad económica, su participación en la vida política y pública.

Otro ejemplo de las manifestaciones de violencia y discriminación que han sufrido las mujeres, desde el inicio de la pandemia, abundaron, es aquella que padecieron médicas, enfermeras y auxiliares, que durante el año 2020 fueron objeto de agresiones por parte de personas que las consideraban como medios de transmisión del nuevo coronavirus.