El Grupo Parlamentario del PAN está en contra de la iniciativa del Ejecutivo Federal que reforma la Constitución en materia eléctrica, ya que atenta contra el libre mercado y la competitividad, además de que provocará el incremento en el costo de la producción de electricidad, afirmó su coordinador, el diputado Jorge Romero Herrera.

“La posición del Partido Acción Nacional es votar en contra de esta reforma porque, de entrada, atenta contra el libre mercado y la libre competitividad; porque aumenta el control estatal y el resultado del mismo será que cueste más la producción de electricidad”, aseveró.

En conferencia de prensa, acompañado de diputadas y diputados de su bancada, el legislador señaló la necesidad de que la Comisión de Energía convoque a un parlamento abierto para discutir la propuesta presidencial, a fin de dar voz a la sociedad civil y expertos en la materia.

“Tenemos que abrirles las puertas de este Congreso a los especialistas técnicos y apoyarlos en su decisión que, estamos convencidos, ya desde hoy, nos refrendan nuestra postura. Esta reforma es retrógrada y nosotros queremos, como PAN, que el país avance”, dijo.

Apuntó que su bancada no permitirá que se dé un “albazo” y exigirá que exista un ejercicio de parlamento abierto para escuchar todas las posturas políticas y a la sociedad. “Si la comisión no promueve este ejercicio Acción Nacional lo hará; esta no puede ser una reforma al vapor, su importancia no lo permite”.

Romero Herrera subrayó que, como se encuentra redactada la propuesta, se retrocedería en el rubro de medio ambiente y se afectaría la salud de los mexicanos.

Asimismo, habría un “tarifazo de luz” y se rompería con la Agenda 2030, el Acuerdo de París y el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Aseguró que de aprobarse esta propuesta de reforma constitucional en materia eléctrica, presentarían una acción de inconstitucionalidad porque sería “flagrantemente violatoria, para empezar, del artículo 25 constitucional”.

En su oportunidad, el diputado Gabriel Quadri de la Torre abundó que esta iniciativa pretende la estatización y la reconstrucción monopólica para darle todo el control a una sola persona, al director de la Comisión Federal de Electricidad.

“Es una iniciativa que da un golpe bajo en contra de la inversión privada, destruye la certeza jurídica y también es violatoria de numerosos acuerdos internacionales, de tratados comerciales y de acuerdos en materia de cambio climático”, apuntó.

De igual forma, explicó, afectaría la salud pública, ya que las plantas termoeléctricas de la CFE operan con combustóleo, principal fuente de contaminantes, y de acuerdo con estudios científicos provocan más de 24 mil muertes prematuras en el país.

“Con esta iniciativa se privilegia a las centrales de combustóleo y de carbón de la CFE, que son más caras, que son obsoletas y bloquean la inversión privada y el avance hacia la transición energética, significa que México no va a cumplir o va a repudiar el Acuerdo de París”, comentó.

El diputado agregó que esto va a provocar aranceles compensatorios de carbono por parte de países europeos y probablemente de los Estados Unidos.