Los poblanos comienzan a relajarse y hacer caso omiso a las recomendaciones sanitarios, alerta el titular de Protección Civil Municipal, Gustavo Ariza Salvatori.

En los últimos días, la movilidad en la ciudad de Puebla aumentó. El flujo de personas en diferentes puntos es evidente. Los ciudadanos olvidan el confinamiento y toman las calles y los centros comerciales, principalmente.

“Los poblanos ya están haciendo su vida normal, niños fuera de casa, mucho tráfico en las calles, como antes de la pandemia”, refirió el funcionario municipal.

Ante este escenario, Ariza Salvatori exhortó a los poblanos a no desatender las disposiciones sanitarias para no tener algún rebrote de contagios del virus SARS-CoV-2; “hay mucha gente que aún no está vacunada y debemos cuidarla”, señaló.

No obstante, Puebla está cada vez más cerca de cambiar a Semáforo Epidemiológico verde y prácticamente olvidarse de los problemas de la pandemia, pues la Secretaría de Salud federal colocó a la entidad por tercera quincena consecutiva en indicador amarillo debido a que la curva epidemiológica de la entidad continúa disminuyendo cada vez más.