Concluye con éxito el Primer Congreso Internacional de Ríos Urbanos, el cual contó con la participación de expositores de Argentina, Colombia, Chile, Costa Rica, Paraguay, Perú, Honduras y España, entre otros países iberoamericanos.

A lo largo de tres días, los expositores abordaron diversas soluciones técnicas para mitigar los efectos nocivos de la contaminación, lo mismo que reflexionaron sobre los beneficios eco-sistémicos que trae consigo el rescate de los ríos y la recuperación de espacios urbanos a través de soluciones basadas en la naturaleza.

“La importancia del paisajismo como catalizador del bienestar social y el apoderamiento de los espacios para el juego y el disfrute comunitario” fue una propuesta recurrente por los expertos y los colectivos sociales, durante las jornadas.

Los ríos definen las características de la geografía cívica y natural de una ciudad, por ello, la propuesta de desenvodedamiento del río San Francisco en Puebla cobró actualidad, a pesar de la complejidad técnica y costo de inversión que dicho proyecto implicaría para el estado, pero cuya resonancia se une a las voces de expertos que estiman su viabilidad para darle a Puebla un nuevo rostro urbano e identitario que por años fue olvidado.

A juicio de los ponentes, los ríos deben hoy concebirse como elementos de cohesión social, mediante la creación de espacios educativos, zonas verdes arboladas, la instalación de negocios y la gestión de actividades culturales y deportivas, para en conjunto aumentar la calidad de vida de las personas, además de ayudar a resolver uno de los problemas más urgentes de nuestro tiempo, el cambio climático.

“Hoy por hoy las generaciones presentes tenemos una enorme co-responsabilidad” sostuvo la arquitecta Ana Vera, del equipo del Laboratorio del Espacio Público de México, organizador y curador del evento, quien afirmó que el congreso busca ahora consolidar una red de conocimiento global con la intención de detonar iniciativas y proyectos en pro de la recuperación de los ríos urbanos en México y Latinoamérica.